Fuerteventura, la isla donde el sol luce todo el año

fuerteventura-semana-santa

Fuerteventura, separada de África por solo un corredor estrecho, es un lugar ideal para disfrutar de preciosas playas de arena blanca y practicar deportes náuticos, lo que la convierte en una isla paradisíaca que nos sorprenderá en nuestra escapada de Semana Santa. De hecho, la isla tiene la mayor longitud de costa de todo el archipiélago canario, con un total de 340 kilómetros. Sus aguas son cristalinas y poco profundas, lo que nos sugiere la práctica de la vela, el surf, la pesca o el esquí acuático. Continuar leyendo

Publicidad

Alojamientos y desplazamientos en Formentera para tus vacaciones de Semana Santa 2015

formentera-semana-santaAlojamientos

La Mola está en una zona tranquila de la isla. Allí encontraremos apartamentos de nueva construcción que son ideales tanto para una persona como para parejas. Los miércoles y los domingos suele haber bastante ambiente en los alrededores debido al mercadillo artesanal (mercado hippy) que le da colorido al ambiente y donde se pueden adquirir curiosidades. La Mola tiene la ventaja de tener varios grados menos que el resto de la isla, por lo que disfrutaremos de un clima bastante agradable, sobre todo si el calor ya aprieta en esas fechas de Semana Santa. No encontraremos demasiados restaurantes, aunque sí los suficientes para disfrutar de la gastronomía de la isla. Podemos destacar Can Blaiet, La Pequeña Isla y Can  Toni. Si buscamos buen ambiente nocturno tendremos que desplazarnos a otras zonas de la isla; pero si lo que deseamos es tranquilidad, este es un sitio ideal. Continuar leyendo

Menorca, sol, playas y calas en la isla del viento. Propuesta para Semana Santa 2015

menorca-semana santa

Menorca es una isla que destaca por su naturalidad, debida en gran parte a haberse protegido mejor contra la especulación del suelo que otras islas y zonas turísticas.

Esta isla balear, declarada reserva de la biosfera por la Unesco, nos ofrecerá en nuestras vacaciones de Semana Santa mágicos contrastes, desde playas vírgenes, su arquitectura talayónica y un rico patrimonio natural.

A Menorca podemos llegar en avión, aprovechando algún vuelo directo de los muchos que podemos conseguir. Otra opción es hacerlo en ferry si vivimos en Barcelona. Una vez en la isla, una carretera comunica Ciutadella con Mahón, por lo que podemos utilizar el autobús para movernos con facilidad. También podemos optar por alquilar un coche o una moto para hacer los recorridos a nuestro gusto. Continuar leyendo